BLOQUE 6 | MEMORIAS EN CERÁMICA

BLOQUE 6

"Estudiábamos diseño en la misma universidad sin conocernos. Tuvieron que pasar dos años y un largo vuelo para que coincidiéramos en la misma residencia estudiantil de Copenhague. Fue exactamente en el Bloque 6 donde nuestras historias se cruzaron. Vecinas, amigas, cómplices, y unos años después socias. Nunca sabes cuando la vida te va a presentar a alguien con quien compartir tus historias". Ángela y Andrea

Símbolo de los inicios y de la historia de Bloque 6; inspirada en su forma por el nombre y la esencia de la marca. Es la primera historia, y entorno a la cual se cruzarán muchas más.  Por su sencillez y modestia representa valores, que como marca, buscamos transmitir.

 

ALEXIS

"Me encantaría empezar mi historia con un clásico: "Era una hermosa tarde soleada de verano..." pero para ser honestos, no lo recuerdo. No me culpo por haberlo olvidado pues sé que en primer lugar no me fije en esos detalles, y es que, ¿quién se iba a fijar en esas pequeñeces teniendo a tan perfecto ser en frente? Nadie sería tan insensato para quitarle la mirada de encima a esa imagen tan hermosa de ella sentada de la manera más perfecta y natural que se ha visto en esta tierra. Fue una revolución en mi cabeza, un verdadero alboroto en mi organismo, fue tal el impacto que desde el primer instante supe que jamás iba a conocer a nadie como ella. No fue necesario que dijera ni una palabra para saber que era perfecta para mi en todo aspecto. Aunque esta historia no acaba en otro clásico "vivieron felices por siempre", si acaba en que a mi, su recuerdo, me hará feliz para siempre". Alexis

Representación de la serenidad de la chica, a quien describe sentada, como el cristal está sentado sobre la cerámica. Es un diseño puro y limpio, así como el amor que el describe. Los anillos siempre han representado las promesas de los enamorados, y así este diseño.

 

CARO

"Era como la tercera o cuarta noche mas hermosa del año, el cielo estaba despejado y había luna llena, estábamos en un barco con tres mil personas abordo, literalmente en medio de la nada y por alguna razón, él y yo nos encontramos solos en la cubierta, en medio de la inmensidad del océano y la luz de la luna que iluminaba nuestros rostros como si fuera el sol más brillante de verano, fue como si nadie existiera en el mundo en ese momento, sólo nosotros, entonces sin pensarlo dos veces, el amor de mi vida y yo nos abrazamos y sin decir nada bailamos bajo las estrellas". Caro

Abstracción de las estrellas, el cielo de noche y la vía láctea. En la parte posterior, como si estuviera bailando bajo las estrellas, se encuentra esta frase grabada.

 

BELÉN

"Mis amigas y yo decidimos hacer un viaje en crucero, llevábamos planeándolo meses y estábamos muy emocionadas. Por fin llegó el día tan esperado. Nos fuimos a dormir pensando que despertaríamos en Venecia pero no fue así. A las 4am empezaron a sonar las alarmas...¡el cuarto de máquinas se estaba quemando! Estuvimos todo el día paradas en medio de la nada con chalecos salvavidas puestos. En ese momento estábamos muy asustadas y no entendíamos bien que pasaba pero hoy nos reímos cuando nos acordamos de eso y es una aventura más que hemos vivido juntas mis amigas y yo. Una gran anécdota que contar". Belén

Abstracción de los cinco chalecos salvavidas de las cinco amigas que vivieron la aventura esa noche. Los cristales representan las luces de los faros, que a su vez simbolizan esperanza y un final feliz.

 

ADRIÁN

"No entrenábamos en un campo, ni con una pelota con las características reglamentarias, mucho menos con un casco de bateador profesional. Nos faltaba esa parafernalia que envuelve al "Rey de los deportes", pero nos sobraban las expresiones más genuinas de cariño. Allí, en el patio de mi casa, aprendí a jugar béisbol junto con el que para mí ha sido el mejor jardinero derecho de la historia, mi abuelo".  Adrián

Abstracción del campo de béisbol en forma de diamante. El cristal representa la posición del jardinero derecho. El hecho de que sean unas mancuernillas hace referencia a una presencia masculina, representando al abuelo quien le impartió amor por este juego a su nieto.

 

MARISA

"Érase un día de junio que amaneció tranquilo pero yo sentí que algo extraordinario iba a suceder. El cielo se estaba preparando para anunciar que una personita llegaría a este mundo y que seria alguien muy especial. Empezaron los truenos a sonar como trompetas de bienvenida y seguidos de relámpagos que parecían fuegos artificiales, la lluvia comenzó a caer con gran intensidad y entre tanto alboroto llegaste a mi vida como el mejor regalo de cumpleaños que puede tener una madre". Marisa

El collar Marisa es una pieza experiencia inspirada en la historia de una madre el día que da a luz. La pieza completa representa la unidad entre madre e hijo/a que, así como la pieza, se rompe en el nacimiento pero que permanecerá́ eternamente en un vínculo indestructible. El propósito de esta pieza es brindarle una experiencia de personalización única al usuario a través de la rotura de la pieza. Una vez se experimenta la pieza, ésta se transforma en un collar que se mantiene unido a través de dos imanes.

 

RENÉE

“Ese día conocí a una persona que me ayudó a formar en gran parte quien soy hoy. Poco a poco pasamos más tiempo juntos hasta volvernos amigos e inevitablemente novios. Como primeros amores metimos la pata un sin fin de veces, pero nos quisimos a más no poder, y aún en esa montaña rusa no hubiéramos escogido ninguna otra opción". Renée

Representa la abstracción del movimiento de una montaña rusa, describiendo así las emociones que el narrador experimentó con su primer amor.

 

BLOQUE 6 | MEMORIAS EN CERÁMICA